Con cada evolución de los teléfonos inteligentes Android, los hackers cibernéticos buscan, y a veces encuentran, defectos que les permitan amenazar la seguridad de los usuarios.

Afortunadamente, Android mantiene una actitud firme y segura orientada a prevenir el accionar de los piratas informáticos.

El gran éxito conlleva grandes riesgos

Es bien sabido que Android es el sistema operativo móvil más abierto que existe y permite a los desarrolladores, adaptar su código fuente abierto a todo tipo de dispositivos, crear aplicaciones, enriquecerlo con capas específicas y limpiar módulos de seguridad, entre otras cosas.

Esta apertura está relacionada con el éxito abrumador del sistema operativo de Google en el mercado, el cual acaparó más del 85% de las ventas móviles globales en 2016. Manteniéndose muy por delante de iOS (14,3%) y Windows Phone ( 0.4%).

Android es más vulnerable a los hackers

Android arrastra una multitud de partes interesadas que contribuyen a su desarrollo, haciéndolo más vulnerable, de hecho, los teléfonos inteligentes Android son las primeras víctimas de los ataques cibernéticos en dispositivos móviles.

Defectos que pueden ser detectados por los hackers

Los hackers por su parte, son tan receptivos como organizados, están constantemente rastreando nuevas versiones del sistema operativo Android, nuevos componentes de hardware, nuevas aplicaciones, etc. y tan pronto como detectan una falla, actúan.

Riesgo en hardware

A principios de 2016 un nuevo módulo de Qualcomm, instalado en diferentes teléfonos inteligentes, abrió un agujero de seguridad.

Esa debilidad permitió que los piratas informáticos tuvieran acceso completo al dispositivo. Un año después, a principios de 2017, un fabricante de módulos wifi, hizo que dispositivos vulnerables lo usaran, incluidos algunos terminales como Pixel, Nexus y Samsung.

Riesgo en sistema operativo

La falla también puede aparecer en el sistema operativo, casi siempre, después de una adaptación. En 2016, cuando el fabricante Xiacom agregó al sistema operativo la capacidad de instalar aplicaciones remotas, lo que fue una torpeza que los piratas informáticos detectaron de manera instantánea.

Riesgo en aplicaciones

Generalmente cuando provienen de una fuente de terceros o una red no segura; casi siempre por imprudencia de los usuarios, donde los virus terminan convirtiéndose en un complice involuntario.

¿Cómo enfrentar a los piratas informáticos?

Afortunadamente, una vez que se detecta una falla, la reacción por parte de los editores y desarrolladores de Android es inmediata. La solución propone una actualización del sistema.

Para una mayor capacidad de respuesta, desde 2015, las actualizaciones de Android son mensuales. Algunos fabricantes, como Samsung, han adoptado el mismo ritmo, trabajando estrechamente de la mano con Google.

Pero aún así, es necesario que los usuarios se animen a realizar las actualizaciones en sus dispositivos. En marzo de este año, uno de cada dos teléfonos Android, no se había actualizado en más de un año.

Adicionalmente, los “parches” se distribuyen con gran efectividad en caso de una falla comprobada. Por lo tanto, tan pronto como se identifica un riesgo, Android lanza una actualización con urgencia para enfrentar las amenazas de los piratas informáticos.

Las estrategias de seguridad siguen evolucionando

Hacker

En 2017, Google reforzó el servicio de seguridad de Android con Google Play Protect, un servicio antimalware unificado, accesible de forma gratuita a través de Play Store y que permite un control sistemático de las aplicaciones, antes y después de su descarga.

Por parte del fabricante, la respuesta está ahora tanto en el nivel del software como en el nivel del hardware.

Este es el caso de Samsung Knox, instalado de forma nativa en todos los dispositivos Samsung. Esta seguridad en varias capas permite, por ejemplo, proteger el teléfono inteligente en sus estados más vulnerables.

Las amenazas de hackers ayudan a fortalecer la seguridad

Gracias al esfuerzo de Google, a pesar de que el sistema de Android es blanco de ataques cada vez más numerosos, también es más robusto y más seguro que nunca.

Actualmente, menos del 0.05% de los teléfonos inteligentes con Android, tienen aplicaciones potencialmente dañinas, por eso la descarga desde la tienda oficial de Google Play, es lo más recomendado para los usuarios.

Finalmente, los hackers, gracias a la presión constante que ejercen, paradójicamente contribuyen al refuerzo de la seguridad de Android.

Google por su parte, mantiene motivado a sus desarrolladores mediante un sistema de bonificación que obtienen, cada vez que descubran e informen algún defecto de su sistema operativo.

Si te ha parecido interesante este artículo sobre la actuación de Android contra los piratas informáticos, te invitamos a dejarnos las criticas o comentarios en la sección indicada.