Consejos para hacer un uso responsable de tu smartphone Android

malos hábitos en Android

Dejando de lado las hipótesis que defienden que las ondas que emiten y reciben los smartphone son perjudiciales, que por ahora, no sólo no han sido probadas sino que más bien se han demostrado inciertas, existen algunas costumbres que muchos de nosotros tenemos y que no son para nada saludables.

¿Quieres saber cuáles son los hábitos que debemos evitar, relacionados con nuestro dispositivo móvil más usado, para mantener una excelente salud física y mental? Pues no te pierdas las siguientes líneas.

Cambiando de hábitos con nuestro smartphone

Utilizar el GPS en todas las situaciones

No está nada bien que perdamos uno de nuestros sentidos más útiles, el de la orientación, por utilizar y depender demasiado de nuestro GPS. Y es que no nos vamos a encontrar siempre con un smartphone en la mano en momento en que tengamos que orientarnos.

Pero esto no es lo más grave de utilizar el GPS de manera indiscriminada. Según un estudio de la Universidad McGill, esto puede reducir considerablemente nuestra memoria debido a que la parte relacionada con la memoria espacial (el hipocampo) se acaba atrofiando por no utilizar esta facultad.

Tener nuestro terminal siempre dentro de nuestro campo visual

Si hay algo que nos distrae muchas veces en el trabajo o en casa, esa es la luz parpadeante del led que nos avisa de las notificaciones pendientes de redes sociales, correo electrónico y demás aplicaciones que visitamos frecuentemente a lo largo del día.

Esto consigue que nunca estemos al 100% concentrados y disfrutando o aprovechando el tiempo mientras trabajamos, nos relacionamos con los demás o sencillamente vemos una serie. Seguramente ya solo algunos, como los aficionados de los videojuegos, saben lo que es estar «de verdad» con tus cinco sentidos puestos en lo que haces a pesar de tener el smartphone al lado.

Utilizar el móvil antes de ir a dormir

Numerosos estudios de universidades tan prestigiosas como la de Harvard, han encontrado relación entre la luz brillante de los led en la oscuridad y alteraciones en el ciclo del sueño. Y es que mirar nuestra pantalla hace hace que se reduzca la cantidad secreción de melatonina, y esto aumenta el rimo cardíaco y causa insomnio u otros trastornos del sueño.

Existen algunas aplicaciones que reducen este impacto bajando el brillo o cambiando ligeramente de color nuestra pantalla (con tonos grises o rojizos), pero no hay nada como dejar nuestra smartphone alejado de nosotros o apagado cuando vayamos a ir a dormir.

Aquí os dejamos también una entrada en la que os hablábamos de recomendaciones a activar en Android antes de irse a la cama.

consejos para android

La incansable caza de WiFi

Si el estilo de vida actual no nos resultase suficientemente estresante, nosotros los seres humanos buscamos nuevas formar de ansiedad dondequiera que puedan encontrarse. Una de ellas es la necesidad de encontrarse en todo momento conectado a una red WiFi, dentro y fuera de nuestro hogar.

Esto, además de ser molesto a veces para aquellos que nos acompañan, genera una estrés extra en nuestra mente, y como ya sabemos el estrés es una de las peores epidemias del siglo XXI y tiene verdaderas consecuencias a corto y largo plazo. Nunca está de más reducir la influencia de estrés sobre nuestra vida relajándonos y sintiéndonos libres en sin estar conectados permanentemente, y no hay que olvidar que conectarse a cualquier red WiFi tampoco es bueno para la seguridad y privacidad de nuestros datos.

La fiebre de las redes sociales

Poco a poco vamos aprendiendo a seguir unos hábitos cada vez más saludables en relación con las redes sociales, pero aun quedan muchas malas costumbres que desterrar para todos los que hemos vivido el nacimiento de las mismas y por lo tanto las utilizábamos frenéticamente como incautos.

Estar al tanto de todo lo que hacen y dicen nuestros amigos, las personas a las que seguimos en Instagram o Twitter… no es necesario, de verdad. Si la búsqueda de WiFi genera estrés, la necesidad de estar al día permanentemente es de hecho una enfermedad que aparece en los diccionarios de psicología. De verdad, consultar nuestras redes sociales una vez al día es más que suficiente para poder jactarse de estar al tanto de todo.

Es evidente que muchos de estos consejos pueden sonar obvios, pero a veces cuesta ser plenamente consciente de que pueden tener consecuencias reales en nuestra salud, así que aquí dejamos confirmados esos peligros que el sentido común nos invita a evitar.

Y vosotros, ¿qué costumbres os gustaría cambiar en lo referente al uso que hacéis del vuestros dispositivos móviles?.