¿Cometemos un delito al espiar las redes de nuestros hijos adolescentes?

Cometemos un delito al espiar las redes de nuestros hijos adolescentes

Los millennials son una generación que prácticamente llega al mundo con un móvil en la mano, donde sus vidas están expuestas desde su primer llanto, haciendo difícil para ellos diferenciar entre lo bueno y malo que hay internet. Siendo responsables los padres de ayudarlos a recorrer este camino.

Muchas veces se alega al derecho a la intimidad de los menores, cuando los padres quieren ejercer control o monitoreo a sus actividades.

Pero este derecho pierde fuerza cuando los menores se encuentran en peligro y es el deber del padre denunciar y evitar que suceda cualquier acción que pueda atentar contra la integridad del menor.

Por otro lado si el menor tuviera guardado algo bajo llave, se puede decir que se está violando su derecho a la intimidad.

Este debate vuelve a estar en la mesa cuando recordamos el caso de la menor de 13 años acosada sexualmente por un hombre adulto, quien se comunicaba por ella a través del Facebook enviándole contenido sexual y proponiéndole tener relaciones.

El agresor fue condenado con una pena en prisión y el pago de una multa, aunque contraatacó argumentando que las pruebas en su contra fueron obtenidas de manera ilegal.

Resulta, que la hermana de la víctima la vió mirando las fotos de este sujeto y se lo comunicó a su madre quien al verificar el acoso, denunció el delito.

¿Podemos decir que es ilegal espiar a un menor?

Pongamos un ejemplo sencillo, todos como padres no permitiremos que nuestros hijos transiten por lugares peligrosos porque sabemos que algo malo les podría pasar.

Descarga la guía "32 consejos para optimizar Android al máximo".
¡Es gratis!

La quiero

Lo mismo sucede con Internet, sabemos que es un lugar peligroso, por eso debemos marcar límites y de ser posible acompañarlos todo el camino.

Cabe recalcar, que todo los contenidos publicados en las redes sociales, pierden autoría e intimidad y más aún cuando sabemos que legalmente estos pasan a pertenecer al dueño de la plataforma.

Si bien monitorear lo que hacen nuestros hijos, es competencia de los padres, esto no significa que siempre debe ser así.

Entrometerse en lo que hacen hasta el punto de crear una sensación de asfixia en el menor, provocará que la armonía y confianza se rompa considerablemente.

Entonces, ¿si lo espío es ilegal o no?

El Tribunal Supremo en España avala la revisión de información y actividades de los hijos en la red, con el fin de mejorar la seguridad del menor, por lo que el deber de tutela está sobre los derechos de intimidad en este sentido.

La Sala Penal indica que los menores tienen derecho a que se respete su intimidad, pero también deben otorgar el permiso a sus padres o tutores legales para revisar sus conversaciones.

Al ser estos los responsables de las buenas o malas acciones que cometan tanto en internet como en la vida, también tienen el derecho de defender a sus hijos que acciones malintencionadas de terceras personas.

Se recomienda mejorar la confianza y comunicación familiar, invitando al menor a ser más abierto con su vida sin tener miedo a ser juzgado, sólo así podremos estar un paso adelante de cualquier agresor.

avatar