¿Es siempre mejor tener la última versión de Android?

Android

La tecnología es una carrera sin meta, en la que no paran de salir novedades tanto de hardware como de software. Una de las cosas que siempre salen en algunas conversaciones que tengo con amigos sobre tecnología, es si siempre es mejor tener la última versión del sistema operativo, o no.

Muchos de vosotros diréis que lo suyo es siempre tener la última versión y no lo puedo negar. Pero lamentablemente, no siempre la última versión es mejor. Es más, puede que en algunas ocasión, al actualizar, perdamos mucho más que ganemos y os pongo un ejemplo.

Tengo amigos que están enganchados al juego de Los Simpsons. Uno de ellos, adquirió hace poco un teléfono de los más nuevos y que además, se podía actualizar a una de las últimas versiones de Android. Pues pasa que después de actualizar, ya no podía instalar el juego, dado que Google Play le decía de que no había una versión disponible para su teléfono.

En éste caso, no era buena idea la de actualizar, dado que mi amigo se ha quedado sin jugar y eso que el juego le encantaba. La culpa la tienen los desarrolladores, por no hacer disponible el juego para todas las versiones del sistema operativo y teléfonos. Ahora veamos el caso contrario.

Resulta que hay una aplicación muy conocida y que anuncian a bombo y platillo, con la que podemos ver televisión en nuestros dispositivos móviles, me refiero a Yomvi. Yomvi no se puede instalar en dispositivos Android inferiores a 4.0, que aunque ya tienen bastante cuota de mercado, todavía existen muchos dispositivos y usuarios que no van a poder acceder a ella.

Otras veces puede pasar que instalemos la última versión en un dispositivo que venía que una versión anterior. Si el dispositivo ya tenía poca potencia de procesamiento y memoria RAM, podemos esperar que vay mucho más lento e incluso tenga bloqueos. Ésto lo he vivido varias veces.

Así que como veis, no siempre es mejor la última versión de Android.