Fastlane para Android: la mezcla explosiva de velocidad y venganza

Coches, tiros, peligrosas carreras y muy buena música, hacen de Fastlane la mezcla explosiva de velocidad y venganza. El juego perfecto para todo amante de la adrenalina que no te puedes perder en tu Android.

No te preocupes si no tienes el carnet de conducir ya que de poco te va a servir aquí. Prepárate para la carrera más loca y rápida que puedas haber visto y o experimentado dentro de un coche. Ahora es el momento de abrocharse el cinturón y que comience la acción desenfrenada.

Eso si, no esperes que el seguro te cubra.

Fastlane

Este juego de carreras de coche se sale de lo habitual y une títulos como el gran Need For Speed con algunos clásicos de naves espaciales en los que la pantalla avanza y debemos ir acabando con todo enemigo que se aproxime.

De esta forma en mitad de una clásica carrera podrás ir pegando tiros a mansalva por todas partes consiguiendo destruir todo lo que esté a tu alcance.

En Fastlane irás compitiendo para recuperar zonas que ahora no están en muy buenas manos y podrás hacerlo solamente corriendo en sanas carreras de coches sin hacer daño a nadie. Bueno, realmente tendrás que pegar algún tiro que otro.

Ten en cuenta que no solo ganarás la carrera, si es que realmente la ganas. También obtendrás reputación, puntos de experiencia y dinero, mucho dinero. Con la reputación lograrás ponerte en buen lugar en el ranking local, los puntos de experiencia sirven para ir subiendo de nivel y evidentemente con el dinero tendrás acceso a mejoras y nuevos vehículos.

Menú y opciones

Como he dicho anteriormente Fastlane tiene un estilo muy similar al Need For Speed  y es en su menú donde esto es más evidente. Donde se presentan gran cantidad de personajes con estilos muy variados y con una estética muy definida.

Si queremos mejorar nuestros vehículos y adquirir nuevas armas, es en el menú donde lo haremos. Pero no es lo primero que veras en el, así que vamos por orden.

Cuando estés en el menú principal la pantalla está llena de detalles y botones. Empezando por arriba verás la gasolina que se gastará conforme vamos jugando carreras y se llenará con el tiempo. Seguidamente se encuentra el dinero que adquirimos en cada carrera y acumulamos para gastar en mejoras y otras cosas y finalmente los diamantes.

Estos últimos tienen el poder de seguir jugando una partida tras haber perdido o comprar mejoras especiales entre otras cosas.

En el centro de la pantalla se puede ver el ranking de jugadores y tu posición actual en el, que podrás mejorar cada vez que juegues a dicho nivel. Siguiendo el orden descendente puedes ver una zona con cuatro cuadros naranja, es aquí donde equiparas y mejoraras todos tus vehículos.

Empezando de izquierda a derecha tienes la rueda. En este espacio tienes las mejoras básicas como la armadura, la ametralladora o ametralladoras adicionales que puedes desbloquear con diamantes. Desde aquí también tienes acceso a las pinturas para decorar cada coche a tu gusto.

El siguiente botón es un drone, así que evidentemente desde este punto adquirirás o mejorarás drones que te acompañaran en tus carreras locas y desenfrenadas atacando desde el cielo.

Lo que sigue es el taller. Aquí accedes a mejoras como el campo magnético, el botiquín, el daño que infliges o el nitro entre otras cosas.

Y para terminar con estos botones el carro de la compra, en el que a cambio de dinero real comprarás mejoras y objetos de forma más sencilla, aunque aflojando la cartera.

Terminando con el menú solo nos quedan dos de los botones más importantes. Compite ahora, que nos adentrará en la carrera que toque y la barra de música donde se van reproduciendo grandes éxitos que podrás pausar e incluso avanzar si así lo deseas.

A correr y disparar se ha dicho

La mecánica de juego de Fastlane es muy sencilla y se que casi siempre digo esto pero realmente lo es, créeme. La pantalla irá avanzando de forma automática hacia un futuro incierto en la carretera llena de obstáculos que evitar a la vez que tu vehículo dispara sin parar también de forma automática.

Así que de lo único que te tienes que preocupar es de moverte hacia los lados evitando que te alcancen y alcanzando tu lo máximo posible ¿A que es fácil?

Opinión

No creas que por tener un manejo sencillo el juego también lo es, pues estarás muy equivocado. La dificultad de Fastlane se basa en tus reflejos y como los uses. Así que por esta parte aprueba con buena nota. Una de las cosas que más me ha gustado es su estética. Bueno me refiero a personajes y menú luego el juego en si no es nada del otro mundo.

Lo mejor que te puede aportar sin duda alguna es su repertorio musical. Mientras corremos a toda pastilla oiremos grandes temas de ayer y hoy que siempre es un aliciente ¿no?

En general es un juego recomendable con el que pasar un muy buen rato y siempre hay que tener en cuenta que no precisa de conexión a internet para poder disfrutar de el.

Espero que lo descargues, te metas dos o tres tortas y pases por aquí para dejarme tu opinión y si ya lo jugaste cuéntame que te pareció a ti.

avatar