Los smartphones y la Coca Cola.

Smartphone Sony Xperia S

A más de uno le sorprenderá el titulo de ésta entrada. No es para menos, es como comparar la velocidad con el tocino. Pero seguro que es algo que le ha pasado a muchísima gente y es algo bastante desagradable, sobretodo si el teléfono es caro.

Resulta que vamos un día a comer en casa de la familia o vamos de copas con los amigos y como siempre, ponemos el móvil en lo alto de la mesa. Y es algo que hace mucha gente, da igual lo que haya en la mesa, lo que estemos comiendo o bebiendo, el móvil siempre en lo alto de la mesa donde comemos. Y de repente pasaba lo que tenía que pasar, llega nuestro sobrino, primo, hermano menor y demás personas peligrosas y nos vuelca el vaso de la Coca Cola en lo alto del móvil.

Hacedme caso, que le pase ésto a un móvil, es una de las cosas que peor le puede pasar. Resulta que si el móvil se moja con gua, se seca y puede que podamos seguir usándolo. Incluso si el agua es de fregar el suelo o similares. Pero que el móvil se moje con algún tipo de refresco, ya sea Coca Cola, Fanta naranja o limón, gaseosa, Seven 7 y similares, es lo pero. Resulta que lo refrescos tiene azúcares o glucosa. Éste azúcar, se queda pegado en las pistas de la electrónica del móvil y hace que se unan unas con otras, quedando el móvil inservible. A parte, estos líquidos ayudan a la oxidación de los componentes.

Lo tengo bastante comprobado y no una ni 2 veces. Así que mi consejo es éste, si estáis de copas o comiendo con la familia, lo mejor es quitar el móvil de lo alto de la mesa, que si se va a derramar algún liquido, tu móvil lleva todas las papeletas para mojarse.