Los teléfonos han sustituido los despertadores

Reloj Despertador

Ésto no es nada nuevo para muchos, dado que desde que los teléfonos móviles incorporaban despertador, hemos dejado de usar esos aparatitos que nos evitaban llegar tarde al trabajo o al colegio.

Usar un teléfono móvil como despertador tiene muchas ventajas, pro también desventajas y las vamos a ver:

Ventajas

Podemos configurar muchas alarmas, casi infinitas y que suenen las horas y los días que queramos. En un despertador convencional podemos poner una o como mucho 2 alarmas.

Se puede configurar tanto el tono como el volumen de la alarma, si queremos que empiece sonando bajo y después vaya subiendo y cosas así. En los despertadores convencionales solo escuchamos el típico pipipi o como mucho la radio si éste la lleva.

No tenemos problemas de si se acaban las pilas o se va la electricidad, dado que nuestros teléfono llevan batería y además la solemos cargar a diario.

Se puede dejar la pantalla fija encendida con la hora al igual que cualquier despertador convencional, aunque no es algo que yo use.

Se puede conectar a equipos de sonido y ampliar y mejorar la calidad del sonido. Ésto por supuesto para el que le guste despertarse con música, porque yo prefiero despertarme más tranquilo.

Desventajas

Se nos puede quedar sin batería el teléfono y adiós despertador. Ésto solo pasa con los teléfonos nuevos, dado que si os acordáis, con los teléfonos antiguos aunque estuviese apagado, se encendía y sonaba la alarma.

Un smartphone es un pequeños ordenador y al usar muchas aplicaciones, alguna de ellas nos puede bloquear el teléfono o apagarlo y ya no nos sonaría por la mañana.

 

Como veis, usar un teléfono como despertador es una muy buena idea, pero como para gustos colores, que cada cuál use lo que más le guste.